FEDERACION ESPAÑOLA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS

18 Septiembre 2019

Vía libre a la reinversión del superávit de los Gobiernos Locales de 2018

Los Gobiernos Locales podrán reinvertir en 2019 los 6.292 millones de euros de superávit alcanzados en 2018. Así lo recoge el Real Decreto-ley 10/2019, de 29 de marzo, que abre la puerta a destinar a inversiones financieramente sostenibles los saldos positivos de Ayuntamientos y Diputaciones y que contempla también llevar hasta 2020 el plazo para terminar la ejecución de aquellas inversiones aprobadas en 2019. En palabras del Presidente de la FEMP, “la mejor noticia para ciudadanos y Ayuntamientos”.



El Real Decreto-ley, publicado en el Boletín Oficial del Estado del pasado 30 de marzo, fue anunciado por la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras el Consejo de Ministros del día anterior, y a juicio de Abel Caballero supone que “los Ayuntamientos podremos prestar más y mejores servicios a los ciudadanos” porque, según aclaró, “nos autoriza a gastar en nuestra gente”. 
 
La norma, que también regula el destino del superávit de las Comunidades Autónomas, señala textualmente en su artículo 2 que: “En relación con el destino del superávit presupuestario de las Entidades Locales, correspondiente al año 2018, se prorroga para 2019 la aplicación de las reglas contenidas en la disposición adicional sexta de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, para lo que se deberá tener en cuenta la disposición adicional decimosexta del texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo”. Y añade que “en el supuesto de que un proyecto de inversión no pueda ejecutarse íntegramente en 2019, la parte restante del gasto autorizado en 2019 se podrá comprometer y reconocer en el ejercicio 2020, financiándose con cargo al remanente de tesorería de 2019 que quedará afectado a ese fin por ese importe restante y la Corporación Local no podrá incurrir en déficit al final del ejercicio 2020”. 
 
Así, la norma abre la puerta a que los Gobiernos Locales, más allá de amortizar deuda, puedan destinar sus saldos positivos a inversiones financieramente sostenibles. Esta medida, que ya se ha aplicado en anteriores ejercicios, significa para el Presidente de la FEMP, Abel Caballero, que “vamos a poder ofrecer más y mejores servicios a los ciudadanos” en materias como sanidad, educación, cultura, seguridad o protección civil. Con las posibilidades que abre el Real Decreto-ley, explicó, “cada Consistorio tomará sus decisiones de inversión y ello puede generar nuevos empleos” lo que, entre otras cuestiones “permitirá que los Ayuntamientos sigamos a la cabeza de la recuperación económica”. 
 
6.292 millones de euros 
 
La prórroga del destino del superávit de 2018 hacia inversiones financieramente sostenibles era una demanda largamente mantenida desde la Federación, especialmente si se tiene en cuenta que 2018 ha sido es el séptimo año en el que, de manera consecutiva, la Administración Local española cierra sus cuentas con signo positivo. 
 
En esta ocasión, el importe de ese saldo ascendió a 6.292 millones de euros, que representan un 0,52% del PIB frente al 0,61% de 2017. Según señala Hacienda, “esta evolución se debe a un crecimiento de los empleos no financieros del 2,2%, motivado especialmente por el incremento de las inversiones financieramente sostenibles, frente a los ingresos que crecen un 0,9%”.
 
“Aportamos algo más de medio punto del PIB a los resultados económicos que el Reino de España presenta en Bruselas”, aseguró Abel Caballero, para añadir que los Gobiernos Locales han sido nuevamente los más cumplidores y responsables. De hecho, según indican los datos facilitados por el Ministerio de Hacienda (ver cuadro), 2018 cerró con un déficit público de 2,63% del PIB, “holgadamente por debajo del valor de referencia del 3% del PIB”, lo que ha permitido a nuestro país salir del Procedimiento de Déficit Excesivo de la UE en el que se encontraba desde 2009, para entrar en el brazo preventivo del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. 
 
Además del superávit de los Gobiernos Locales, en la consecución de ese objetivo jugaron a favor las reducciones de déficit de la Administración Central, de la Seguridad Social y de las Comunidades Autónomas. Éstas últimas registraron un déficit del 0,23%. De las 17 existentes, cinco de ellas cerraron con superávit (Asturias, Canarias, Galicia, Navarra y País Vasco), otra más lo hizo en equilibrio (Extremadura) y otras nueve cumplieron objetivos. Para las cinco con saldo positivo también está prevista la posibilidad de reinversión en el Real Decreto-ley 10/2019.
 
 
Documentos relacionados

Documentos relacionados

Financiación

Financiación

Carta Local nº 326, julio-agosto 2019.pdf